publicidad

17 mar. 2011

Paso 1

Realizamos un dibujo preparatorio con lápiz y algo de carboncillo sobre un papel de 640g de 40X40 cm de arches, marcando las lineas generales del motivo.

Paso 2

Con el siena natural y un poco de azul cerúleo, marcamos las lineas más oscuras de las rocas a modo de guía de las formas de las rocas.

Paso 3

Comenzamos pintando el cielo con azul cerúleo con un poco de cobalto y mucha agua, continuamos con la mancha general de la montaña y un gris azulado bastante suave, para el tono general de las rocas.

Paso 4

Continuamos oscureciendo un poco las zonas más intensas del motivo, con la acuarela todavía húmeda y pasamos a dar unas manchas suaves en la arena.

Paso 5

En este paso con un poco de sombra tostada sombreamos la zona en sombra de las rocas y definimos más la forma de las rocas.

Paso 6

Insinuamos las rocas del segundo plano para marcar la distancia con el fondo

Paso 7

Terminamos marcando los reflejos de las rocas en la arena y las figuras para darle al motivo la verdadera dimensión a la vez que algo de movimiento.