publicidad

1 feb. 2011

Paso 1

Comenzamos nuestra acuarela en este caso sobre un papel arches de 300g, realizamos unos trazos directamente con carboncillo para tener unas referencias del motivo el carbón nos servirá para insinuar la textura de la duna principal.

Paso 2

Empezamos manchando la zona del mar con azul cobalto y azul celeste, insinuando las principales olas, solamente las manchas más generales.

Paso 3

Aplicaremos una primera veladura con ocre y un poco de azul cobalto para dar la entonación general de las dunas.

Paso 4

Oscurecemos las zonas altas de las dunas y realizamos una gran aguada hasta abajo para dar el tono general de la acuarela, con bastante agua para conservar la luminosidad del motivo.

Paso 5

Una vez tenemos casi secas las capas anteriores, pero sin dejar secar el papel del todo, aplicamos las zonas más oscuras de las rocas y la valla de madera del fondo.

Paso 6

Ahora aplicamos con el pincel casi seco la textura de la arena con las ramas y las insinuaciones del primer plano, en esta face siempre con más carga de acuarela que agua.

Paso 7

Por último volvemos a trabajar sobre la duna principal insinuando las pequeñas ramas y pequeñas rocas, realizaremos una aguada para realizar las grandes sombras que nos dará el relieve final que necesitamos. Aquí tenemos el resultado final.











acuarela 80X80 cm